Anuncios

Un blog sobre series

Entradas etiquetadas como “series canceladas

SERIES CANCELADAS: HEROES

O ensayo sobre como destrozar una serie en 3 días

La cancelación de Heroes merece escribir páginas y páginas. Heroes comenzó siendo una de las mejores series que jamás he visto. Su primera temporada, como conjunto de episodios es espectacular, simplemente perfecta, a la altura de muy pocas como por ejemplo: la también primera temporada de Prison Break o cuaqluier temporada de Perdidos.

En la primera temporada se nos presenta un tema bastante recurrente y manido: el de los super heroes. Pero tratado con una sutileza y un ingenio fuera de lo común. Por primera vez los Heroes son personas completamente normales que descubren sus poderes poco a poco y tienen que lidiar con sus vidas (familias, esposas, cargos políticos). Por lo tanto los personajes están en una continua lucha, la exterior (contra las fuerzas del mal) y la interior (enfrentándose a sus miedos y debilidades).

Por lo tanto en Heroes no vemos personajes embutidos en ridículos trajes de látex, que gastan bromas para romper el hielo o llevan capa. Son personas reales que de un día a otro tienen que aprender a vivir con su nueva condición y reunir el valor para enfrentarse a algo desconocido, lo cual es un drama en toda regla.

Además el tono, el montaje, la producción y el guión son simplemente geniales.

Mención especial tienen los personajes: completos, diferentes, llenos de aristas y de cualidades humanas (miedo, envidia, amistad) Es decir, los buenos no son tan buenos y los malos no siempre son tan malos. Los protagonistas todo un acierto: Peter Petrelli (Milo Ventimiglia) y Sylar (Zachary Quinto) como antagonistas y némesis el uno del otro, de un mundo que se está poniendo patas arriba, el bien y el mal en estado puro y unas posibilidades como personajes infinitas. Los pocos atisbos de enfrentamientos directos que se ven entre ellos, durante la serie completa, son magníficos pero ya está…de esos enfrentamientos, poco más se supo. Y  en oposición a ellos, el genial personaje de Hiro como contrapunto cómico al drama que subyace en toda la serie. A todo esto unos guiones magistrales y una estética de novela gráfica plagada de ingenio hicieron de la primera temporada una obra maestra.

Con estos mimbres, la serie prometía ser toda una revolución que marcaría historia para muchas décadas, pero nada más lejos de la realidad. Con el paso de las temporadas la serie fue derivando en un sinfín de despropósitos que mareaban al espectador y que sumergieron a la serie en un mar de trivialidades y sinsentidos que la fueron llevando poco a poco, episodio a episodio, a un abismo creativo del que nunca pudo salir.

Sylar tan pronto era bueno como era malo, Nathan Petrelli (Adrian Pasdar) tan pronto ayudaba a sus compañeros con poderes como los perseguía, los personajes que mejor podían funcionar morían a las primeras de cambio (como el genial Isaac Méndez), Peter Petrelli (salvo en la primera temporada) carece de poderes y nunca lo vemos usarlos, y el genial personaje del científico Mohinder (Sendhil Ramamurthy) tan pronto se vuelve mutante, como se vuelve malo, bueno o ni se sabe. Lo mismo le ocurre al complejo Noah Bennet que cambia de bando como de gafas. Para rematar, en las últimas temporadas se introducen unos flashback carentes de sentido, que intentan explicar la historia de los Heroes de generaciones anteriores sin ningún orden, sentido ni criterio.

El repunte de la última temporada con la incorporación del genial Robert Knepper (T-Bag en Prison Break) y una pequeña vuelta a los orígenes no fue suficiente para salvar a una serie ques estaba condenada al fracaso desde su segunda temporada, una auténtica decepción y una gran pérdida para todos los que éramos seguidores y maníacos de Heroes.

Tim Kring, creador de la serie, no pudo evitar la cancelación de Heroes y en poco tiempo pasó de ser uno de los grandes genios de la televisión a un auténtico villano. Esperemos que su nuevo proyecto Touch del que ya os he hablado no siga el mismo camino. El hecho de crear una primera temporada tan buena, en la que se pone toda la carne en el asador es un arma de doble filo, porque luego es difícil mantener el nivel. Ése fue el problema de Heroes, como también le ocurrió a Prison Break o más recientemente a Flashforward o The Event. Una pena…

Anuncios

Series Canceladas: Jericho

La serie Jericho se canceló durante su segunda temporada

Uno de los primeros casos sobre cancelaciones inesperadas que más me llamó la atención fue el de la serie Jericho. La serie fue producida por el canal CBS y en España Telecinco fue la cadena que adquirió sus derechos.

La serie siempre fue de menos a más y eso es algo de agradecer. Tras unos primeros episodios algo dubitativos, parece que los guionistas y productores fueron cogiendo confianza y empezaron a desarrollar una serie de lo más entretenida. Pero las escasas cifras de audiencia para un canal como CBS empezaron a desatar los rumores sobre una posible cancelación prematura. Finalmente se decidió terminar la primera temporada dejando a la serie sin final. Tras varios movimientos de presión  (inlcuso los maníacos de la serie se agolparon en las puertas de la productora y enviaron miles de cartas) la cadena decidió crear una segunda temporada de tan sólo 7 episodios, por lo que Jericho serie pudo terminarse con un final digno que al menos dejaba cerrada la trama, algo que no se ha tenido la decencia de hacer con otras series como la millonaria Flashforward.

La serie contaba una historia que podría haber dado lugar a desarrollar una gran serie: Un ataque nuclear sobre Estados Unidos deja asolado el país y sobre todo a algunos pueblos de la América profunda, entre ellos, en el centro de todos los ataques nos encontramos al pequeño pueblo de Jericho. Más adelante, el espectador descubre unas intrigas políticas que no dejarán indiferente a nadie, sobre todo al final de la serie, donde los giros argumentales son una auténtica locura, debido principalmente a que los guionistas tenían carta blanca pues ya sabían que la serie sería cancelada. Por lo tanto todo lo que se tenía planeado en cuanto a la trama tuvo que condensarse en pocos episodios.

Desde SerieManiac.com recomiendo esta serie aunque tuviera que ser cancelada, sus 29 episodios son más que recomendables, además como ya he dicho, la serie tiene un final entendible que no deja a medias al espectador. En la serie nos encotramos buenos personajes como el del protagonista Jake Green (Skeet Ulrich) un chico malo que cuando vuelve a casa se encuentra una familia y un pueblo desolado. Y el enigmático y polñemico personaje de Robert Hawkins (Lennie James) que es el que mantiene el peso de toda la trama argumental.

 


Series Canceladas I

Hoy me he propuesto abrir un nuevo capítulo en lo que se refiere al blog y es el de recordar series que han sido canceladas y que han dejado a millones de seguidores tirados.

Este fenómeno cada vez está más extendido en la parrilla USA y viene motivado normalmente por las cadenas públicas ¿Porqué? Por que las cadenas públicas se deben a sus audiencias y a sus patrocinadores y no se pueden permitir el lujo de mantener en antena buenos productos de calidad que, aunque tienen miles de maníacos por todo el mundo, no llegan a tener una audiencia suficiente para sulfragar los gastos de producción y ser rentables a las cadenas.

De este modo, las cadenas públicas de Estados Unidos (NBC, CBS, ABC, Fox, CW) muchas veces tienen que tomar la difícil decisión de retirar de la parrilla, buenas series que además cuentan con muy buenas críticas y gran cantidad de seguidores, pero que no terminan de alcanzar las cifras de audiencia de otras producciones, por lo que económicamente no son rentables.

En cambio las cadenas privadas (como HBO, AMC, Showtime, Sy-Fy, Starz) suelen ser más dadas a crear productos de calidad, más equilibrados en términos de coste de producción y por lo tanto, suelen mantener sus productos ya que, al fin y al cabo, se deben a sus espectadores de pago. Además las cadenas privadas no miran tanto las audiencias ya que sus ingresos les vienen directamente por el número de suscriptores, por lo tanto, se deben a su público y lo que quieren ofrecerles series de calidad aunque no tengan millonarias cifras de audiencias. Muchas veces también entra en juego la exportación a otros países, ya que normalmente las series USA suelen tener audiencias planetarias y miles de maníacos por todo el mundo.

Un claro ejemplo de cadena privada que apuesta por series de calidad y que no siempre tienen audiencias millonarias es HBO: con un sello y estilo característico, ha sabido dar a sus telespectadores de pago productos absolutamente geniales, con la confianza de que la serie no se retirara así como así. Algunas de estas series que comenzaron con pocas audiencias con el paso del tiempo se han convertido en auténticas obras de culto, que soportan el peso de ser unas de las series mejores de la historia de la televisión. Por ejemplo, puedo destacar: The Wire, True Blood, Deadwood.

Y ahora una vez que la cadena HBO se ha afianzado, se ha permitido el lujo de crear una gran super-producción que ha superado todas las expectativas y que sí que está alcanzando cifras de audiencia equiparables a las series de las cadenas públicas, que lógicamente cuentan con una audiencia potencial mayor. Me refiero a la exitosa “Game of Thrones” de la que ya se prepara su segunda temporada.