Anuncios

Un blog sobre series

CRÍTICAS SERIES

FINAL BREAKING BAD

Análisis cuarta temporada Breaking Bad

Hace ya tiempo que terminó la cuarta temporada de Breaking Bad pero hasta hoy no he encontrado el momento para analizarla.

Breaking Bad es de las pocas series de la actualidad que mantiene el nivel de calidad temporada tras temporada y eso es mucho decir, parece como si toda la historia estuviera ya pensada y más que ideada, por lo que simplemente nos están presentando una historia perfectamente definida y estructurada, dividida en episodios y temporadas. Cuando la historia llegue a su final, se acabarán los episodios, nada más y nada menos… Y esto que parece una obviedad, no lo es tanto, pues hay millones de series, prácticamente todas, que no saben terminar sus proyectos, simplemente graban y graban sin tener un objetivo, una meta, se mantienen en antena mientras la audiencia responda y acaban diluyéndose y bajando su calidad casi sin darnos cuenta, los sentimientos de pertenencia a un serie pueden ser muy fuertes y eso las productoras lo saben, yo sin ir más lejos, me tragué todas las temporadas de Heroes (Tim Kring) casi sin darme cuenta y tuve que ver como una de las series destinada a ser de las mejores de la historia, sucumbió poco a poco.

Breaking Bad es diferente: su puesta en escena, su fotografía, su cuidada banda sonora, la elaboración cuidada de sus personajes… todo esto nos hace sentir que estamos ante un producto especial. Y el espectador ya lo puede comprobar desde que visualiza el episodio piloto, el cual bien se hubiera podido estrenar directamente en los cines y arrasar en cualquier certamen cinematográfico.

Cada temporada de Breaking Bad es diferente y tiene un temática propia, aunque el leitmotiv es el mismo: un personaje al bode del abismo busca aferrarse a la vida por el camino más largo y complicado, aunque para ello tenga que arrasar con la vida de quien se ponga por delante.

Durante la cuarta temporada  de Breaking Bad podemos ir comprobando como Mr. White sigue escalando posiciones en su carrera por conseguir el control y el monopolio de la venta de metanfetamina. Al principio de la serie, empieza vendiendo droga en pequeñas cantidades, luego se monta un negocio y tiene que acabar con pequeños distribuidores de poca monta y ahora, en la cuarta temporada de Breaking Bad, por fin ha encontrado a su némesis: Gustavo Fring (interpretado maravillosamente por el sobrio Giancarlo Espósito) un hombre tranquilo, sosegado que parece hacer las cosas como Walter White: con inteligencia, dedicación y seriedad.

Además durante esta cuarta temporada de Breaking Bad comprobaremos el particular descenso a los infiernos de Jesse Pinkman (Aaron Paul) el cual tiene que lidiar con la sombra interior que crece en él tras el espectacular desenlace de la tercera temporada. Jesse se deja llevar corriente abajo y está a punto de destrozar su vida pero por fin, consigue tomar el control de ésta, o eso piensa él.

Evolución de los personajes de Breaking Bad

Lo genial de la serie es la transformación que sufren los personajes, algo así como la quijotización de Sancho Panza el cual, ante la recuperación de cordura de Don Quijote empieza a desvariar y a creer las locuras de su amo. En Breaking Bad ocurre lo mismo, Jesse Pinkman el otrora yonki y perdedor del cual se presuponen cualidades horribles, comienza a actuar con cabeza, con seriedad y cada vez está menos contento con el papel que le está tocando jugar, una cosa era distribuir drogas en el barrio y otra muy distinta enfrentarse a cárteles de la droga y verse envuelto en un mundo, el de la droga, que lo destroza todo (amigos, niños, novias, familiares, etc).

Por otro lado Walter White, se escuda en su enfermedad y en el bienestar de su familia para cometer todo tipo de fechorías y atrocidades, si algo queda del educado y bonachón profesor de química está enterrado muy profundo en su interior. Eso parece que quisieron transmitir los creadores de la serie con la designación del gran actor Bryan Cranston, las extravagancias y la bis cómica como padre de Malcom (Malcom in the Middle) parecen ecos de una serie de televisión de otra época, el padre de familiar torpe y cómico se transforma en un tipo peligroso y capaz de cualquier cosa, por terrible que sea y eso es un mérito que nunca le será totalmente reconocido a Bryan Cranston.

No sé como los grandes traficantes de droga se introducen en este mundo, pero lo que nos muestra Breaking Bad y la transformación de Walter White debe ser algo muy parecido. Los hombres no se vuelven malvados y codiciosos de la noche a la mañana, si no que siguen un proceso, provocado por una serie de circunstancias y acontecimientos, eso es lo que le ha ocurre a Mr White, eso es lo que nos muestra Breaking Bad.

Los personajes de la serie que se implican con la droga, se autoconvencen de las miserias que ésta conlleva y se dejan llevar, saliendo mal parados, el mundo de Mr White y de Jesse empieza a desmoronarse bajo sus pies y ellos ni se dan cuenta. Además unos personajes secundarios geniales hacen que la serie sea toda una obra de arte. A destacar en la cuarta temporada de Breaking Bad la evolución del tío Hank (sin personalidad cuando le quitan su movilidad) o la evolución del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk), un personaje que me encanta y que pese a ser un contrapunto cómico, cada vez tiene más peso en los disparatados planes de Mr. White y Pinkman.

Los minutos finales de la cuarta temporada de Breaking Bad (4×13 Face off) son toda una declaración de intenciones, una obra de arte, como siempre deja unas escenas impactantes que quedarán en la retina de los telespectodores por mucho tiempo y como siempre nos deja con ganas de más, mucho más, si bien es cierto que en esta ocasión la trama queda bastante cerrada.

Si todavía no has visto Breaking Bad o si todavía no has visto la cuarta temporada, no esperes más, ésta es tu serie, Breaking Bad es la serie…

Anuncios

SERIE THE RIVER

Malas audiencias para la serie The River

La serie The River es una serie diferente, de eso no cabe duda, por fin una serie con algún ápice de originalidad: muchas escenas cámara en mano, recuperar el formato de falso documental que tanto éxito dio a películas como El Proyecto de la Bruja de Blair y una temática que mezcla el suspense con el terror muy al estilo de The Walkind Dead pero sin llegar ni a la suela de los zapatos de cualquier zombie que se precie, por ahí sí que no…

Lo cierto es que el estreno de la serie The River no ha sido tan prometedor como se esperaba y lo que es peor, su segundo episodio tampoco parece haber remontado el vuelo. Muchos ya hablan de inminente fracaso, yo no diría tanto, pero tiempo…

La serie tiene mimbres para convertirse en un producto fiable y duradero, que no es poco, pero sí creo que Steven Spielberg (no nos olvidemos que la serie está producida por el rey midas de Hollywood) no le ha terminado de coger la medida al mundo de las series de televisión. Sigue empeñado en encorsetarse el mismo en un formato que al contrario que el cine, ofrece muchísimas más posibilidades: temáticas más arriesgadas, formatos más arriesgados y sobre todo, la tranquilidad que varios episodios por temporada te dan para poder desarrollar unos personajes de forma concienzuda y poliédrica, algo que Spielberg no está sabiendo transmitir a sus personajes (ni en The River ni en la recientemente cancelada TerraNova). Encontramos personajes muy normalitos y simplones, los típicos padres de familia, la típica hija, etc.

Arremeto contra Spielberg y no contra el el equipo de directores y desarrolladores de la serie porque Spielberg debe saber aportar su visión personal a sus proyectos, esa visión que le hizo crear una nueva forma de hacer cine y adelantarse varias décadas a lo que estaba por venir (El diablo sobre ruedas, Tiburón)…¡ah! la fama…

Por otro lado, el equipo de creadores y directores de la serie The River entre los que se encuentra el español Jaume Colet-Serra del que se dice que dirigirá varios episodios y la buena mano de Oren Peli (Paranormal Activity) son elementos suficientemente fuertes para creer en una serie, que de momento no lo va a tener fácil, esperemos que a la cadena responsable ABC no le tiemble la mano y apueste por esta ficción, el tiempo lo dirá…


COMENTARIOS TEMPORADA 6 DEXTER

Análisis de la Temporada 6 Dexter

Hace unas semanas terminé la temporada 6 de Dexter. Tras la descafeinada quinta temporada, la mejor noticia es que la serie Dexter vuelve de nuevo a alcanzar los índices de calidad esperados, aunque para ello tenga que echar mano de 2 villanos, que como siempre, vuelven a ejercer de “alter ego” de Dexter. Además se incluye a un nuevo personaje, el Hermano Sam (interpretado por el rapero Mos Def) que sin ser villano propiamente dicho, pone en serias dudas a Dexter Morgan, aunque sólo sean dudas existenciales.

Y es que en la temporada 6 de Dexter está presente un nuevo personaje invisible, intangible: la fe. Dexter vivirá un viaje interior hacia la madurez espiritual por lo que el personaje, va creciendo en matices y en complejidad. El alma de Dexter es como un ser vivo que se va formando temporada tras temporada, gracias al influjo de las circunstancias y sobre todo, de los personajes que lo rodean: al principio conoce las reglas sociales de la amistad (Sargento Batista y Vince Masuka), del amor (Rita), más adelante del sexo (Laila o Leila interpretada por Jaime Murray), la política (Miguel Prado) la familia (Astor, Cody y Harrison), la venganza y la ira (Trinity) y ahora: la fe.

Comentarios y críticas de la temporada seis de dexter

Personajes de la sexta temporada Dexter

En esta temporada el genial personaje Hermano Sam hará a Dexter plantearse su lado oscuro, se planteará su particular descenso a los infiernos de Miami y la posible expiación de los pecados cometidos por su oscuro pasajero. Además conocerá la posibilidad de ver el lado bueno de toda la gente que le rodea, la otra mejilla de la que nos habla la Bilblia, aunque algunos tengan el lado bueno más oculto que otros, como es el caso de los malvados asesinos Travis y el profesor Gellar. Estas dudas existenciales lo pondrán en serios problemas.

En la anterior temporada se intentó mantener el listón del sanguinario Trinity, con un grupo de enemigos formado por nada más y nada menos que cinco asesinos, pero nada más lejos de la realidad, este grupo de psicópatas daba más risa que miedo y el líder Jordan Chase (Jonny Lee Miller) ha sido de lejos, el malo menos malo, plano y vacío de la serie. Además con el personaje femenino de Lumen (Julia Stiles) se intentó buscar un sustituto a Rita, que a la vez jugara la baza de compañero de viaje (interior se entiende) de Dexter, pero de nuevo tocaron con hueso, en un descarado intento por repetir el éxito del genial personaje de la segunda temporada de Dexter Lila (Jaime Murray). Lumen es otro personaje vacío que tiene una relación con Dexter poco acertada y aún menos creíble.

Cuando las primeras voces críticas empezaban a tener la excusa perfecta para atacar a la serie, se econtraron con una sexta temporada sensacional que por primera vez deja varias tramas abiertas: la trama del ayudante de Masuka, Louis Greene (Josh Cooke) o la impactante escena final de la sexta temporada que dejó a miles de maníacos de la serie con la boca abierta y bien abierta, y llegando a uno de los climax más esperado de las seis temporadas…por fin llégó el momento, por fin!

Además otros personajes como Debra o Quinn ven como sus vidas se ponen patas arriba, lo cual nos deja con las geniales sesiones de terapia de Debra, a través de las cuales podemos conocer mucho más sobre un personaje que estaba pasando a un inmerecido segundo plano, y que de este modo prepara al espectador para una séptima temporada de Dexter que se plantea emocionante e impactante, seguro que trae cola…

Pros y contras de la sexta temporada de Dexter

La mitad final de la temporada 6 de Dexter es frenética, como siempre, pero además en ésta, se descubren varios elementos fundamentales de la trama general y se producen giros inésperados que dejan al espectador pegado al sillón, deseoso de ver el siguiente episodio. En los últimos episodios las vidas de varios personajes penden de un hilo y eso le da un carácter vertiginoso que se echaba de menos.

Por otro lado, la temporada tiene bantes lagunas narrativas y de guión. Por ejemplo, el innecesario episodio relacionado con el hijo de Trinity (6×07 Nebraska) en el que además encontramos a un Dexter alejado de sus parámetros normales y mantiene una relación sexual con una cajera, algo innecesario y ridículo que echa por tierra toda la personalidad del personaje. Además del hecho de que siempre salga airoso, casi sin despeinarse, de las situaciones más complicadas en las que su vida corre grave peligro.

Nuevas temporadas de Dexter

Dexter ha vuelto cuando más se le necesitaba, si bien es cierto que la estructura principal de la serie empieza a ser algo repetitiva y parece que la serie no aguantará muchas más vueltas de tuerca. Amigos seriéfilos, debemos hacernos a la idea de que se debe ir cerrando la trama de la serie y conocer que pasará finalmente con Dexter Morgan, no quiero adelantar nada, pero este tipo de personajes, malvados, no nos engañemos, suelen acabar mal.

Hay anunciadas dos temporadas más (las que serían la séptima y la octava) de momento, espero sintiéndolo mucho, que sean las últimas pues no quiero que Dexter se convierta en el típico ejemplo de serie que no supo concluirse con elegancia, extenderla más sería un error y puede ser la clave para que Dexter no termine siendo una de las mejores series de la historia de la televisión.

Podéis leer un artículo totalmente opuesto a éste, en el blog de nuestro amigo CrossoverFiccional el cual aboga, desde el cariño, por lo que él llama “Eutanasia para Dexter“, así pues tenéis con los dor artículos dos puntos de vista distintos para una misma serie. Yo recomiendo esta sexta temporada de Dexter aunque, La noche de Dexter se acerca, le pese a quien le pese, Tonight is the night…


SERIE TOUCH ESTRENO

Estreno de la serie Touch

Por fin he podido ver el piloto de una de las series más esperadas del momento TOUCH. Tenía mucha expectación por ver este primer episodio, sobre todo porque es el nuevo proyecto de Tim Kring tras el estrepitoso fracaso de su anterior serie Heroes.

Tim Kring fue encunbrado y denostado con la misma facilidad con que un crítico cambia de camisa, y no faltan razones, Kring supo crear de la nada un proyecto ambicioso y lleno deposibilidades como Heroes, tras ver la primera temporada muchos pensamos que estabamos ante la que podía ser una de las mejores series de la historia de la televisión, pero no…la serie cayó en picado debido a unas tramas extravagantes, vacías y carentes de sentido. Todavía hoy muchos nos preguntamos como el genio talentoso que creo Heros fue capaz de hundirla en la miseria y destrozar una serie que sólo tenía que mantener su esencia…supongo que ese es el problema, lo fácil es llegar al éxito pero lo complicado es mantenerse.

Estreno de los nuevos episodios de Touch

Tras una buena cura de humildad, Tim Kring se embarcó en un nuevo proyecto, la nueva serie TOUCH, que además supone la vuelta a las pantallas de Kiefer Sutherland. El estreno de TOUCH arrasó en las audiencias USA y dejo al público esperanzado e impaciente por descubrir los nuevos episodios, que saldrán en USA el próximo 22 de marzo, según ha anunciado la cadena responsable FOX (en total la primera temporada tendrá 13 episodios).

Puedes ver el trailer de TOUCH en una entrada anterior, pulsando aquí.

El piloto de Touch

Tras visionar el piloto de Touch, el espectador se queda sin palabras, un auténtico aluvión de creatividad y buenos propósitos cargado de emotividad, energía y un ritmo frenético en las escenas finales. Uno de los mejores pilotos que he podido ver en mucho tiempo. Al verlo te quedas con ganas de más, mucho más, con el regusto de haber presenciado algo grande, mágico, conmovedor. Pero durante todo el episodio se mezcla una sin razón que mantiene al espectador firme en su sillón, lo ancla para que no se deje llevar demasiado ante el escenario que nos plantea Touch ¿Por qué? Porque nadie olvida como empezó Heroes y como acabó y eso, es algo difícil de olvidar.

¿Mantendrá el nivel el resto de temporada?

La serie tiene los cimientos adecuados, pero dudo mucho que pueda soportar el nivel del piloto en el siguente episodio, por no hablar de mantenerlo durante varias temporadas. Es el quiero y no puedo del mago Tim Kring, un doctor Jekyll y Mr Hyde televisivo, ávido por demostrarnos la grandiosidad de la globalización en que se cimenta la coyuntura económica actual y el poder del destino que azota a los protagonistas de sus series: indefensos, complejos, mágicos, conmovedores, humanos: heroes.